La Medium

1-1-1-cama-con-dosel

Se giró al escuchar el grito.

Ya casi había conseguido conciliar el sueño cuando aquel sonido agudo de terror le sobresaltó. Si no se equivocaba  provenía de la habitación principal. Las pesadillas debían haber vuelto.

Sin pararse a alcanzar la bata que reposaba a los pies de la cama, salió al pasillo apenas iluminado por la luna. Fuera de la habitación, reinaba el silencio. Nadie parecía haber escuchado nada.  La mullida alfombra amortiguó su carrera hasta llegar al final del pasillo.

La puerta estaba entreabierta. Por un segundo permaneció en el umbral conteniendo la respiración antes de empujar suavemente y entrar.  El cuarto estaba iluminado por la suave luz de las velas. La brisa que entraba por las puertas del balcón hacía titilar las diminutas llamas y removía la blanca tela que envolvía el lecho, donde Eve dormía de forma plácida. Desde la pared un gran retrato de la joven, de tez blanca y cabello azabache, pintado al óleo, la observaba. Leer más “La Medium”

Asier (San Gabriel IV)

cuadra imagen caballos 1

Aquella mañana— mi primera en el San Gabriel—supe de verdad lo que era estar sola. Completamente sola.

Hasta ese momento había creído estarlo, si ser consciente que había vivido arropada por todo lo que me rodeaba, y ya no me refría solo a la gente, sino a mis cosas, mi casa, mi habitación, … mi pasado.

Sentada en los fríos escalones de piedra que daban al patio trasero del edificio ajena al ir y venir del resto de alumnos me acordé de Silvia. “Como me hubiera gustado que estuviera allí”. Nos habíamos conocido cinco años atrás cuando llegó nueva al instituto donde estudiaba. Antes de conocerla yo no había tenido una mejor amiga. Bueno, ni siquiera una amiga. Sí alguna que otra compañera forzosa para diferentes trabajos de clase, pero una amiga no. Por aquel entonces las chicas de mi clase se reían de mí, de mi excesiva delgadez y de mi carácter tímido, o en el mejor de los casos me ignoraban. Cuando Silvia llegó todo eso cambió. Leer más “Asier (San Gabriel IV)”

Charlie

chico en la biblioteca 2

A ella siempre le había gustado ese olor añejo, mezcla de humedad, cuero y papel que destilaban los libros que habitaban en estantería repletas de historias. A veces, no podía evitar abrir alguno de ellos y aspirar sobre las páginas amarillentas. Era un olor tan agradable, tan familiar. Quizás por eso, la biblioteca era el lugar dónde más cómoda se había sentido desde su llegada allí unos días atrás. Aquella estancia se había convertido en su refugio cuando la lluvia hacía imposible el poder deambular y perderse por los verdes alrededores en las horas libres.

Esa tarde llovía de nuevo. Desde que se instalara en el San Gabriel, había llovido todos y cada uno de los días. Esta vez no los acompañaba una tormenta si no tan solo una llovizna de esas suaves que al caer deja diminutas lágrimas sobre las hojas de los árboles. Leer más “Charlie”

Primeras impresiones

torre_bosque B YN

  La puerta del final del pasillo estaba abierta. En silencio observé unos segundos antes de entrar. La estancia era, como casi todas las que había visto del edificio principal, amplia y de techos altos y abovedados. De las paredes agrietadas colgaban varias fotografías enmarcadas, la mayoría de retratos personales y edificios antiguos. Una de estas últimas, en concreto llamó mi atención. En la imagen color sepia se podía contemplar una torre estrecha de piedra rodeada de maleza. En ese momento un cosquilleo subió por mi espalda hasta la nuca. Era la primera vez que la veía, pero una sensación familiar me invadió al fijar mi vista en ella. Respiré hondo y entré. Leer más “Primeras impresiones”