Hechizo

sueño-con-hechizos-o-estar-hechizado.jpg

-Mamá ¿A que los hechizos no pueden durar siempre?

Me perdí en sus chispeantes ojos verdes buscando una respuesta a su inmensa curiosidad. En su mundo de príncipes azules, princesas, dragones y brujas todo encantamiento tenía remedio y cada maleficio su fin.

Cómo explicarle que sí.

Que hay hechizos que te atan de por vida, sin varita ni conjuro, sin hadas ni duendes, pero cargados de mágia.

Que una mirada basta para robarte el aliento y una sonrisa para encadenarte eternamente. Que yo era víctima de uno y ella aún sin saberlo también.

 

Susana Álvarez.